Hemos abandonado el blog por unos días. La llegada masiva de datos sísmicos procesados de los últimos días nos ocupó a todos. Nuestros primeros análisis de estos muestran un subsuelo con multitud de escapes de fluidos, de entidad menor a los del gran burato, pero muy numerosos. La calidad de los datos es muy buena. La rapidez y calidad de procesado excelente. Enhorabuena a todos.
Cubiertos los objetivos planteados para esta fase, los técnicos de sísmica hicieron una serie de pruebas con los equipos, probando otras condiciones de operación. Las pruebas fueron satisfactorias.
En la madrugada del día 25 pusimos rumbo a Vigo para hacer el cambio de escenario. Llegamos a primera hora de la tarde. Lo que siguió fue una actividad frenética para desmontar todos los equipos de sísmica y prepara la cubierta para el nuevo escenario de muestreo. La operación duró dos días y medio. Al final de la tarde de ayer cargaron los últimos contenedores. Poco después la cubierta estaba lista para trabajar con los muestreadores.

El equipo de procesado de datos desembarcó para continuar su trabajo de computación y refinamiento de los datos obtenidos en máquinas más potentes en sus centros de origen. Fran Ramil y su equipo están a bordo listos para trabajar en las comunidades faunísticas de la zona.
En el momento de hacer este post estamos a una hora escasa del primer punto de muestreo. El mar esta en condiciones adecuadas para trabajar, aunque no en calma. Algunos de los que se acaban de embarcar están un poco mareados. Los demás esperamos con gran expectación la llegada de las primeras muestras a cubierta.