Las condiciones meteorológicas empeoran todavía más. Intentamos utilizar el testificador de caja, mucho más ligero y maniobrable que el pistón, pero se dañó en el fondo en el primer lance. Conseguimos sin embargo hacer otro arrastre con el bou. Utilizamos el tiempo de pocesamiento de las muestras a bordo para mejorar la batimetría de algunas zonas con la sonda multihaz. Ni eso. El tiempo empeoró todavía más por noche con vientos de fuerza 8 con rachas sostenidas a 10 del W. Olas significantes de 7 a 9 m, quizás algo más. Todas las predicciones y avisos en la zona apuntan a un empeoramiento el Domingo. Será imposible trabajar en los próximos dos o tres días. Demasiado ruido en las sondas. En la cubierta de popa, barrida por las olas, no es posible ya ni manejar el bou. A primera hora de la mañana se decide volver a puerto y reparar el bou. Esperamos llegar esta tarde. Cruzamos los dedos para poder salir el Lunes de nuevo. Esperamos.